EEUU

Al menos un muerto luego de que un auto embistiera a una multitud en una protesta

Se trata de una marcha de ultraderecha que se realizó en Charlottesville, Virginia. Declararon el estado de emergencia en la ciudad.

El gobernador de Virginia emitió una declaración de emergencia mientras la policía trataba de dispersar a cientos de manifestantes en Charlottesville luego de enfrentamientos antes de una marcha de nacionalistas blancos y otros grupos de extrema derecha bautizada "Unir a la Derecha".

El alcalde de Charlottesville, Mike Signer, dijo vía Twitter que al menos una persona había muerto en los incidentes de hoy. El alcalde no dio mayores detalles sobre cómo ocurrió el deceso y solo dijo "estoy con el corazón roto por la pérdida de una vida aquí. Le pido a toda la gente de buena voluntad que se vayan casa".

Cuando los policías intentaban dispersar a los manifestantes, un choque entre tres vehículos dejó varios peatones heridos, dijo la Policía Estatal de Virginia en Twitter. Hay "múltiples heridos", dijo la policía.

Un video del incidente muestra un Dodge Challenger color gris circulando rápidamente por una estrecha calle repleta de manifestantes. El auto deportivo embiste la parte trasera de un convertible plateado y luego el conductor del Dodge mete reversa y vuelve a la calle a gran velocidad, arrastrando el parachoques delantero. Varias personas siguen al auto. Mientras el coche deportivo se aleja, un zapato rojo cae del parachoques.

Peleas a puños y gritos aparecieron antes de la marcha, que la policía preveía que atrajera a miles de personas. Las escaramuzas se registraron pocas horas después de un combate el viernes por la noche entre personas que llevaban antorchas y manifestantes contrarios a ellos en la Universidad de Virginia.

La marcha del sábado es el último evento que atrajo a nacionalistas blancos y activistas de extrema derecha de todo el país a esta ciudad, lo que se precipitó inicialmente luego de que las autoridades decidieran remover símbolos del pasado confederado de la localidad.

Aunque la marcha estaba programada para las 12:00 ET, cientos se congregaron a media mañana en las calles de Charlottesville y un parque local.

Poco antes del mediodía, funcionarios de la ciudad dijeron que ordenarían la cancelación de la marcha al declararla en Twitter como una "asamblea ilegal". También se decretó el estado de emergencia a nivel local.

En un punto, docenas de hombres blancos con cascos y escudos improvisados gritaron '¡sangre y tierra!'. Cerca, un grupo de clérigos y otros manifestantes contrarios oraban y cantaban.

Tras declararse la asamblea ilegal, comenzaron los arrestos y la remoción de los manifestantes de la zona, dijo la Policía Estatal de Virginia en Twitter.

La presencia policíaca era alta, con un despliegue previsto de más de 1.000 agentes, dijeron funcionarios de la ciudad.

La policía preveía que la marcha atraería entre 2.000 y 6.000 personas y que podría ser "la mayor congregación de odio de su tipo en décadas en Estados Unidos", como fue descrita por el Centro Legal de la Pobreza del Sur.

Entre los asistentes a la manifestación se podía ver a personas vestidas como militares y llevando armas largas.

'Debemos estar unidos'

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuiteó sobre los incidentes en Charlottesville.

"TODOS debemos estar unidos y condenar todo lo que representa el odio", escribió el presidente. "No hay sitio para este tipo de violencia en Estados Unidos. Unámonos como uno solo".

Con consignas como "sangre y tierra" y "no nos reemplazarán", el grupo marchó alrededor de una estatua de Thomas Jefferson antes de enfrentarse a manifestantes contrarios a ellos, según reportó WWBT, afiliada de CNN. El grupo dejó los terrenos de la universidad cuando la policía llegó y declaró ilegal la congregación.

Fuente: CNN.

Comentarios