Orgullo

Pruxi, los ecolápices sanjuaninos que conquistaron Argentina y llamaron la atención hasta en Europa

Están hechos de forma totalmente artesanal con papel reciclado, y cuando se terminan, se plantan y crecen distintas especies. La idea ha tenido tanto éxito que toman pedidos con un mes de anticipación.

A finales de junio, Diario La Provincia publicó una nota sobre Ecolequa, una joven empresa sanjuanina que fabrica y vende su primera línea de ecolápices llamada Pruxi (ver noticia vinculada). A menos de dos meses, ya han realizado innumerables pedidos que han llegado hasta distintos puntos del país. Incluso recibieron consultas desde México y España.

Los fundadores son un grupo de amigos emprendedores conformado por  Lucas Garcia (29), Julieta Ladstatter (26),  Fernando Quintero (26), Daniel Zeniquel (30), y Claudio Gonzalez (31), que tras un año de trabajo, le dieron forma a este producto que es furor.

"Luego de la nota de Diario La Provincia empezamos a recibir muchas consultas. Nos preguntaban si teníamos un represetante en Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, fue muy exitoso. Revendedores, municipios, librerías, todos querían saber cómo obtener los lápices. Estamos en la etapa inicial del proyecto y como todo es manual, cumplimos con los pedidos, pero nunca podemos igualar una fábrica. Además, no vivimos de esto, y cada uno tiene sus responsabilidades aparte", contó Daniel. 

"Si bien recibimos pedidos de otras provincias, también nos encontramos con que querían adquirirlos desde México, Uruguay, y España. Nunca nos imaginamos una repercusión tan grande. Si bien cada uno es profesional en su área, queremos llegar a que esto se transforme en nuestro trabajo principal. Además, el lápiz ecológico es recién el primer producto. La idea es crear más líneas con la misma ideología y poder dedicarnos a esto", aportó Claudio.

El cuerpo está realizado con papel de impresora reciclado, por lo que reciben donaciones. "Estamos reciclando papel de impresora que es del que más toneladas se descartan. Incluso supera al papel de diario y al ilustración", agregó Gonzalez. 

Han tenido tanto éxito que están recibiendo pedidos con un mes de anticipación ya que el proceso de producción es totalmente artesanal. "El producto no se ha modificado sustancialmente, pero lo estamos mejorando cada vez más. Todo el tiempo vamos aprendiendo cómo hacerlos más rápido, mejorar la presentación, etc. Hacemos mejoras continuas", explicó Lucas.

Por otro lado, ya están realizando algunas mejoras en cuanto a los envoltorios para ampliar su mercado. "Estamos probando distintos packagings para cumplir con los pedidos de empresas, para regalos empresariales. Por lo que hemos visto con los primeros clientes, lo que más gustó es que fuera un producto ecológico, en el que reciclamos el papel. La misma gente se va metiendo en el tema y nos dan nuevas ideas", aportó Fernando.

Además de estar realizados con papel reciclado, en la punta contienen semillas con la idea de que cuando el lápiz se termine, la gente las pueda plantar y obtener facilmente ya sea tomate, albahaca, perejil, unas bellas flores llamadas copete o incluso la estrella, el árbol kiri que tiene muchas propiedades.

Cada lapiz se vende a $25, salvo el de kiri que tiene un costo de $30 y se están recibiendo pedidos con un mínimo de 10 unidades. Quienes quieran contactar con los jóvenes empresarios para adquirirlos o para donarles papel, lo puede hacer a través de la fanpage.

Galería de fotos
Comentarios

Otras Noticias

Cargar mas noticias